Domingo 16 de Septiembre: Salmos 104:1-13

104 Bendice, alma mía, a Jehová.
    Jehová Dios mío, mucho te has engrandecido;
    Te has vestido de gloria y de magnificencia.

El que se cubre de luz como de vestidura,
Que extiende los cielos como una cortina,

Que establece sus aposentos entre las aguas,
El que pone las nubes por su carroza,
El que anda sobre las alas del viento;

El que hace a los vientos sus mensajeros,
Y a las flamas de fuego sus ministros.

El fundó la tierra sobre sus cimientos;
No será jamás removida.

Con el abismo, como con vestido, la cubriste;
Sobre los montes estaban las aguas.

A tu reprensión huyeron;
Al sonido de tu trueno se apresuraron;

Subieron los montes, descendieron los valles,
Al lugar que tú les fundaste.

Les pusiste término, el cual no traspasarán,
Ni volverán a cubrir la tierra.

10 Tú eres el que envía las fuentes por los arroyos;
Van entre los montes;

11 Dan de beber a todas las bestias del campo;
Mitigan su sed los asnos monteses.

12 A sus orillas habitan las aves de los cielos;
Cantan entre las ramas.

13 El riega los montes desde sus aposentos;
Del fruto de sus obras se sacia la tierra.

Comments are closed.