Jueves 16 de Agosto: 2 Samuel 23:1-7

23 Estas son las palabras postreras de David.
    Dijo David hijo de Isaí,
    Dijo aquel varón que fue levantado en alto,
    El ungido del Dios de Jacob,
    El dulce cantor de Israel:

El Espíritu de Jehová ha hablado por mí,
Y su palabra ha estado en mi lengua.

El Dios de Israel ha dicho,
Me habló la Roca de Israel:
Habrá un justo que gobierne entre los hombres,
Que gobierne en el temor de Dios.

Será como la luz de la mañana,
Como el resplandor del sol en una mañana sin nubes,
Como la lluvia que hace brotar la hierba de la tierra.

No es así mi casa para con Dios;
Sin embargo, él ha hecho conmigo pacto perpetuo,
Ordenado en todas las cosas, y será guardado,
Aunque todavía no haga él florecer
Toda mi salvación y mi deseo.

Mas los impíos serán todos ellos como espinos arrancados,
Los cuales nadie toma con la mano;

Sino que el que quiere tocarlos
Se arma de hierro y de asta de lanza,
Y son del todo quemados en su lugar.

Comments are closed.